Bienvenidos a El Quinto Elemento

ENTREVISTA | KUNG FÚ OMBIJAM – DESAHOGO CULTURAL

 

“…yo te tiro ideas, esto es lo que está pasando, esto es lo que vivimos nosotros, pero yo te lo hago a este ritmo, yo te lo hago a rap, esto es lo que vivo, esto es lo que viven mis compañeros, esta es la realidad…”   Federico “Kung Fú Ombijam” Gonzalez

 

por Chili a.k.a Insider

filmación y fotos Hugo Custodio y Miguel Presno

Si uno tiene suerte, cada tanto se topa con historias que te hacen un click, la que les comparto hoy es una de ellas…

 

Al Fede lo conocí en persona el martes 6 de junio pasado en la cárcel de Punta de Rieles, pero nuestra historia comienza allá por los años 2010-2011. Yo hable con el sin saber quien era, para mi en ese momento era una persona anónima, estaba tan solo definido por su condición, preso. Desde el COMCAR este pibe había logrado mantener en un medio hostil al espíritu humano (por decirlo de la forma más poética que se me ocurre), una pasión, un amor, una fidelidad, hacia la cultura Hip Hop. Pero no tan solo a la cultura en general, sino al Hip Hop uruguayo y más adentro aun y de forma inexplicable a ese podcast que recién comenzaba a salir por aquellos tiempos llamado El Quinto Elemento.

Un mensaje, me comunica su situación, el contexto, luego vino el por que, las gracias por darle a través de nuestro programa, el poder enterarse de lo que estaba pasando con el Hip Hop uruguayo acá afuera, afuera de los muros. Eso evidentemente me emocionó, yo tan solo era y sigo siendo un atrevido en esto de la comunicación. El saber que tocaba vidas con lo que estaba haciendo, sumados al en donde ocurría, generó en mi cabeza algo inexplicable. Lo que si es explicable es el impulso y la convicción que me brindó. Fede había comenzado a cerrar círculos, círculos de karma, de amor , llámalos como quieras. Recibir y devolver, una receta tan antigua como fiable. Era la cultura, la música, el Hip Hop, nuestros hip hopers dando fuerzas e impulsos a uno y al otro.

En los años posteriores, varios amigos me mencionaban a este tal Kung Fú, un MC que se había ganado su respeto en base a sus skills. Pero no fue hasta el año 2013 que Fede se volvió a comunicar en lo que estaba siendo la previa a los Premios Al Hip Hop en su primera edición, y allí finalmente las piezas encajaron. Fede, aquel Kung Fú del que tanto me hablaban y el que se comunicó conmigo años atrás, me estaba dando impulsos otra vez…

ES HORA DEL DESAHOGO CULTURAL

Los años pasaron, mensajes fueron y vinieron, hasta 2016 cuando me encuentro en el bondi con el productor Sebastián Peralta y me pone al tanto de un proyecto en el que me quería ver involucrado, esta vez, el proyecto era de Fede, no hubo que hablar mucho más. Ahora era mi turno de cerrar este circulo particular con el de mi parte, e internarme, apoyarlo e impulsarlo así como el lo hizo de forma anónima, desde los márgenes, desde el olvido.

Hoy Kung Fú suma Ombijam a su nombre, desde hace varios años viene llevando a cabo un cambio espiritual en su persona, está “acomodando los muebles“, dándole sentido a todo lo que no tenía y buscando dar todo aquello que alguna vez negó o quitó. Nos quiere compartir su Desahogo Cultural, nos quiere mostrar realidades contadas, pocas veces vividas, nos adentraremos en su historia, una historia de superación y cambios. Una historia a ritmo de rap, sobre un beat, con la ayuda de grandes personas que creen que esta historia merece ser contada.

Pamela Martinez, Sebastián Peralta y Alvaro García fue el equipo que se armó y ayudó a Fede en este proceso. Lograron lo que el sistema carcelario no logra en otros centros. recomponer una vida, formatear los aspectos negativos de la persona y brindar herramientas para su proceso. De la misma forma pienso que cada cosa hasta la más negativa es necesaria para que suceda la dialéctica y surja la síntesis. Esa persona que se supera, en base a conflictos que provocan cambios. No sabemos que hubiese sido de Fede si su destino hubiese sido otro, lo que si sabemos es que desde sus participaciones en los eventos de Hip Hop en la cárcel, hasta su vida en el día a día, en la radio, en el teatro o en Yoga, nos demuestra que sus convicciones están firmes. Su desahogo cultural nos hace ser testigos de sus cambios, de su vida, de la de sus compañeros.

UN SUEÑO CUMPLIDO

Un disco que significa mucho, para el como nos dijo, un sueño cumplido, para muchos otros reclusos que incluso ni siquiera conocen a Fede, es una ventana que se abre, un precedente que brinda herramientas a futuro para los que vengan después. Con el apoyo de AGADU se le registrará como el primer músico uruguayo en situación carcelaria, marcará un hito institucional y con ello será luz de faro para aquellos que quieran seguir el mismo camino. Como decía, serán kilómetros de cuadernolas que no quedarán en el olvido.

Son diez tracks llenos de una sinceridad desbordante, la fuerza que transmite en sus barras parece querer romper el tiempo. La producción musical en manos de Peralta y García es envidiable para cualquier MC que esté hambriento de beats. Día a día lo vemos en sus “lives” en las redes, Fede se mantiene trabajando activamente, ensayando, preparándose como si los muros no existieran.

De mi parte, pude empezar a devolver toda esa fuerza, ese impulso, que recibí de Federico todo este tiempo. Hoy esperamos su presentación y posiblemente un encuentro con nuestra cultura a fin de año en la quinta edición de los Premios Al Hip Hop.

Esta es una historia de superación, una historia marcada a ritmo de rap.
Kung Fú Ombijam tiene un mensaje para nosotros que merece ser escuchado y compartido…