Bienvenidos a El Quinto Elemento

VIERNES DE RECUERDO | WILFRED Y LA GANGA – MI ABUELA

Abuela-Front-Cover

Bienvenidos a otro “Viernes De Recuerdo” en donde como cada semana les traemos aquellos video clips que queremos rescatar de las nebulosas garras del olvido. En esta ocasión les traemos una canción que queremos rescatar por que significó muchisimo para aquellos niños que teníamos entre 9 y 12 años en los años 1989/90, momento que empezó a sonar en los rankings de las radios uruguayas como era el ranking de la FM El Dorado en la 100.3.

Eran esos momentos en que uno se armaba con varios cassettes vírgenes (siendo esta una de nuestras primeras lecciones de sexología indirecta), en su mayoría nos decantabamos por los clásicos Fuji o TDK  e impacientes sintonizábamos la radio y comenzábamos a hacer nuestras primeras exploraciones musicales, afirmandolas apretando el REC. Formar nuestro oído, tener música que a uno le gustaba para mostrársela a los demás y claro que si, ponerla en los bailes de la escuela que se organizaban en las casas de los y las alumnas. La formación de la escencia del relacionamiento entre chicos y chicas se gestaba en esos bailes, todo eso gracias a la música.

Así de importante era el valor que la música tenía en aquellos años, grupos o cantantes serios y no tan serios que se escuchaban creando los gustos musicales de todas esos niños. En aquellos tiempos no importaba como nos importa ahora la calidad, ni el contenido, importaba más lo que representaban.  La lectura de la música era más simple, más visceral, y por supuesto mucho más aun en el descubrimiento de ritmos nuevos.

 

El Hip Hop estaba tocando las puertas, ese año también llegaría a mis pequeñas manos el cassette original de Run-Dmc Raising Hell que tomo como la primer gran referencia personal en cuanto al rap. Pero Wilfreed Y La Ganga se lleva el crédito de haber sido esa canción más “de niño” que supe grabar en un Fuji para pasarla una y otra vez en casa, en bailes o en casa de amigos.  Hoy con el pasar de los años, unas cuantas charlas raperas de por medio y la info que me encuentro al respecto, no hace más que confirmar lo que ya veníamos sintiendo con los de mi “quinta”, Mi Abuela fue y será un clásico de los clásicos de comienzos de los años 90´s, de una forma bizarra, de una forma incomprensible en la distancia, digna de un análisis más al detalle, pero se quedó grabada en el consciente (y más en el inconsciente) de toda una generación que años más tarde serían los grandes adeptos al rap… en español (con la voz como lo dice el sample).

WILFRED Y LA GANGA

ARROZ CON HABICHUELAS

El origen de todo esto no podía ser otro que la cuna de donde empezó a sonar el Hip Hop en latinoamerica, el caribeño Puerto Rico con sus primeros grupos de rap estaban haciendo mucho ruido en lo local y el comediante Wilfredo Morales decide poner su cuota “burlona” en el asunto, una especie de beef blando hacia los grupos que surgían y no resaltaban justamente por su calidad.

El video carece justamente de toda calidad, los efectos son horribles o super kitsch (más aun viéndolos hoy en día, pero también lo eran entonces). Entre la grabación y las actuaciones no sabemos aun cuales son peores, pero justamente esto es lo que lo convierte en gigante, de una forma que creo yo nadie ha superado aun en el rap en castellano. Como logró ser tanto, significar tanto, en un momento tan especial, con tan mal gusto y producción. En la linea de redituabilidad viendo todas las variables, este video es superior a todo lo hecho hasta el momento. Sería potenciar la conocida frase/idea de lograr mucho con poco, este logró muchisimo con casi nada. Sinceramente para mi Wilfredo y Mi Abuela se convirtieron en el Ed Wood y su Plan 9 Del Espacio Sideral del rap en castellano.

La canción en si no aporta tampoco a ningún nivel, con frases como “…otro día pal almuelzo/ me dijo mi abuela/que me iba a cocinal, lo que yo quisiera/entonces le pedí una comida bien buena/un hamberguer, un hot dog/lo que como todos los días/…..(abuela) no no no, no señor/yo no cocino porquerías/aquí se come vienda y arroz con habichuelas….”

Atacando el estereotipo del MC macho, ganador, de calle, aquí Wilfredo hace gala de un tipo que se viene con todo su Nueva York encima y termina siendo dominado…por su abuela.